Guía para mejorar la baja presión del agua

¿Baja presión de agua en tu casa o en tu piso? 

Esto es lo que ocurre y cómo solucionarlo

¿Sólo es el agua del grifo o también la alcachofa de la ducha escupe una débil llovizna? Estos prácticos consejos pueden ayudarte a diagnosticar y solucionar tu problema de baja presión de agua.

La baja presión del agua en casa puede ser una verdadera pesadilla: la ducha se reduce a un hilillo, la lavadora tarda años en llenarse y el goteo del grifo no consigue ni siquiera enjuagar los restos del desayuno. Si tu fontanería ha dejado de funcionar, hay varias cosas que puedes probar antes de llamar a un profesional.

Baja presión del agua en toda la casa

Ya sea que estés a punto de meterte en la ducha, haciendo la comida, o haciendo esa última carga de ropa en la lavadora, no tener presión de agua es un rollo.

Hay muchas razones por las que la presión del agua en toda la casa puede ser baja, y algunas están totalmente fuera de tu control. Pero que no cunda el pánico. Primero, sigue estos consejos para intentar descubrir el problema.

Habla con tus vecinos. El primer paso para solucionar el problema es determinar su causa. Si has comprado tu casa recientemente y tiene poca presión de agua, consulta con los vecinos para saber si el problema afecta a toda la comunidad. Si es así, podéis instalar un amplificador de presión de agua, que aumenta la presión del agua en su camino desde la línea principal de agua hasta los accesorios de la cocina y el baño. Esta es una solución relativamente sencilla para la baja presión del agua en las duchas.

Si experimentas una caída inusual o repentina de la presión del agua, vale la pena consultar al vecindario para ver si alguien más se está quejando de un problema similar. Si es así, la caída de presión podría ser temporal.

Comprueba el regulador de presión del agua. En situaciones en las que tus vecinos tienen buena presión pero tú no, el culpable puede ser una válvula reductora de presión de agua. Es posible que un propietario anterior haya instalado un regulador para limitar la fuerza del agua desviada de la línea de suministro municipal. Si resulta que la válvula reductora de la presión del agua es la causante de tu problema, llama a un fontanero (a nosotros por ejemplo) para que ajuste la configuración y permita un mayor caudal.

Si tu sistema no tiene una válvula reductora de la presión del agua, confirma que la válvula de cierre principal está abierta del todo. Si no lo está, puedes ajustarla tú mismo sin tener que contratar a un fontanero.

Baja presión de agua en casa

Comprueba la red de agua. Otra posible causa de la baja presión del agua es una fuga en la tubería principal. Comprueba donde el suministro principal de agua entra en la casa, si hay evidencia visual de una fuga. Inspecciona el exterior para ver donde la tubería principal se une al suministro local. Suponiendo que el tiempo haya sido seco, la humedad en este lugar sugiere la necesidad de asistencia profesional.

Inspecciona las tuberías. Si aún no estás cerca de determinar la causa de la baja presión del agua, tendrás que echar un vistazo más de cerca a tu fontanería. Es el momento de sacar los planos mecánicos de su casa (si tienes la suerte de tenerlos) y examinarlos detenidamente. ¿Hay válvulas de las que no eras consciente? ¿Tu línea de suministro se bifurca con la del vecino? Cuestiones como éstas podrían afectar a la presión del agua.

Además, aunque las tuberías parezcan estar bien por fuera, podrían estar sucias y corroídas por dentro. Si no sabes la edad de las tuberías de tu casa, el área de urbanismo de tu ayuntamiento podría tener esta información. También es posible que quieras investigar la edad de la tubería principal de agua, así como la línea y la válvula que conducen a tu casa.

Llama a tu proveedor de agua. No todos los hogares reciben agua de fuentes municipales. Muchas cosas pueden ir mal entre la bomba, el depósito, el pozo o la torre de agua y tu casa.

No hay presión de agua de repente

La falta repentina de presión del agua puede estar causada por diferentes problemas. Por lo general, estos problemas no tienen nada que ver con tu casa, pero aún así debes entender las posibles causas.

Puede haber una rotura de la red general de agua. Si una tubería principal de agua se rompe, ya sea como resultado de la edad, o un trabajo de calle mal realizado, comenzará a verter agua bajo tierra.

Es posible que se haya cortado el suministro urbano o local por mantenimiento o construcción. Llama al departamento de agua o consulta el sitio web del ayto. para ver si se ha publicado un aviso.

Red general de agua vecindario

En cualquiera de estos casos, la pérdida de presión será temporal. Pero cuando el agua vuelva a estar en línea, sin duda llegará con sedimentos que pueden obstruir las válvulas de suministro y los grifos. Prepárate para purgarlos si la presión parece baja cuando el agua vuelve a entrar.

Baja presión de agua específica de un aparato o zona

En una casa con una presión de agua adecuada no es raro que uno o dos aparatos goteen débilmente cuando deberían hacerlo con fuerza. Esto es lo que puedes hacer cuando notes problemas de presión de agua en la ducha, el lavabo o el inodoro.

A diferencia de un inodoro o un grifo, los cabezales de la ducha tienen agujeros muy pequeños. Su tamaño ayuda a aumentar la presión del agua que sale de ellos, reduce la cantidad de agua utilizada y crea un chorro agradable y relajante. Pero estos orificios son propensos a obstruirse con pequeños trozos de arena y sedimentos. Cuando esto ocurre, tienes dos opciones: Limpiar la alcachofa de la ducha o sustituirla.

Algunos cabezales de ducha tienen pequeñas boquillas de silicona o goma que son muy fáciles de limpiar. Basta con frotar un dedo sobre la boquilla mientras el agua está corriendo para aflojar la arenilla. Otra opción es quitar la alcachofa de la ducha y sumergirla en vinagre. Si la alcachofa de la ducha está muy sucia, es posible que haya que fregarla un poco.

Sustituir la alcachofa de la ducha puede ser otra opción, especialmente si tu casa tiene problemas de flujo de agua.

Baja presión de agua en el fregadero

Un grifo que funciona mal es probable que tenga un filtro obstruido. Desenrosca el filtro y busca signos de arenilla o sedimentación. Si hay que limpiar el filtro, sumérgelo en una solución de vinagre y agua. Si no funciona, compra un filtro de repuesto (son baratos).

Filtro grifo obstruido. Baja presión de agua en casa

 

Abre el grifo para asegurarte de que has diagnosticado correctamente el problema. Si la presión del agua sigue siendo baja, es posible que el problema no sea el filtro, sino un atasco en la tubería del fregadero. Los atascos en las tuberías son especialmente comunes en las casas antiguas con tuberías galvanizadas, que son propensas a desarrollar depósitos minerales.

Consejo profesional: Si tienes problemas para quitar el filtro de un grifo antiguo, intenta utilizar unos alicates y goma, para conseguir agarre y girar el grifo sin dañar el acabado.

Si la presión del agua de tu inodoro parece baja o tarda mucho más en llenarse que antes, es hora de investigar.

En primer lugar, asegúrate de que la válvula de suministro de agua que alimenta el inodoro está completamente abierta. Esta válvula es fácilmente accesible y sencilla de comprobar, así que hazlo antes de examinar el resto de los componentes.

A continuación, comprueba la válvula de llenado de agua dentro del tanque. Esta válvula puede obstruirse con sedimentos y arenilla. Al principio, esta arenilla puede aumentar la presión del agua y, al mismo tiempo, restringir el volumen, creando un sonido sibilante. Sin embargo, con el tiempo, la arenilla puede obstruir completamente el suministro. En la mayoría de los casos, es más fácil comprar una nueva válvula de llenado del inodoro y sustituirla que desenterrar la arenilla.

Si la válvula de suministro está abierta y la válvula de llenado funciona correctamente, podría haber un problema con la manguera de suministro. Cierra el agua del inodoro, consigue un pequeño recipiente para recoger el agua y retira la manguera de suministro con unos alicates. Si la manguera de suministro es la causa del problema, compra una nueva y reemplázala.

Baja presión del agua según la temperatura

Otro problema común al que se enfrentan muchos propietarios es la baja presión por temperatura, en la que sólo se ve afectado el suministro de agua caliente o fría. Esto puede ocurrir en un solo grifo o ducha, o en todos los accesorios de la casa.

Hay varias razones por las que puede producirse una caída de presión del agua por temperatura. Desgraciadamente, arreglar algunas de estas condiciones puede ser caro.

Baja presión del agua caliente / presión normal del agua fría

Si experimentas una baja presión sólo en las salidas de agua caliente de tu casa, la culpa la tiene el calentador de agua. En primer lugar, asegúrate de que la válvula de cierre del depósito está completamente abierta. Si lo está, o si abrirla por completo no ayuda, la solución del problema de presión de agua podría requerir ayuda profesional, y tal vez un nuevo calentador de agua.

Los calentadores de agua no duran mucho, entre 9 y 15 años de media. Con el tiempo, los calentadores de agua tipo tanque se corroen y se vuelven absolutamente monstruosos por dentro. La corrosión, el óxido y los sedimentos pueden obstruir el depósito o las tuberías, provocando una baja presión del agua. Lo mejor es llamar a un fontanero para que evalúe el aparato.

La baja presión del agua fría con una presión normal del agua caliente es poco común, pero localizar el problema no es difícil. Dado que la presión del agua caliente está bien, sabemos que el agua fría debería estar funcionando correctamente hasta el punto en el que el suministro de agua se ramifica hacia el calentador de agua. Deberás empezar a buscar más allá de este punto.

Comprueba si hay válvulas de agua cerradas, válvulas abiertas que deberían estar cerradas (como los grifos de las mangueras) y otros problemas que podrían afectar a la presión. Si se trata de un fregadero, una ducha o un aparato específico, el problema probablemente tenga que ver con la válvula de control o la línea de suministro que alimenta el aparato.

La baja presión del agua puede ser frustrante y preocupante, y es fácil dejarse llevar por ella. Ya sea causado por un problema del servicio de aguas, un problema con la fontanería dentro de tu casa, o un accesorio obstruido que necesita ser reemplazado, no tener agua cuando la necesitas es un problema.

Es importante mantener la calma y poner el cerebro (y la caja de herramientas) a trabajar para poder llegar al fondo de la cuestión antes de que se convierta en un problema. Si trabajamos metódicamente a través de los pasos descritos anteriormente, deberíamos ser capaces de determinar la causa de la baja presión del agua y corregir el problema de fontanería nosotros mismos porque ya sabes a qué profesionales debes llamar para que te lo arreglen.

 

Preguntas frecuentes sobre la baja presión del agua en el hogar

Si todavía te preguntas sobre la presión del agua en el hogar y las razones por las que puede bajar repentinamente, consulta a continuación las respuestas a algunas de las preguntas más comunes sobre la baja presión del agua.

 

P: ¿Cómo puedo medir la presión del agua en mi casa?

La forma más sencilla de medir la presión del agua en una casa es instalar un manómetro de agua. Basta con enroscarlo, abrir la válvula y comprobar la presión.

 

P: ¿Por qué ha bajado repentinamente la presión del agua?

Hay muchas razones por las que la presión del agua puede bajar repentinamente. Las roturas de la red de agua, el mantenimiento planificado y las pruebas rutinarias de las bocas de incendio son algunos de los culpables más comunes.

 

P: ¿Cómo se puede aumentar la presión del agua en la ducha?

La forma más sencilla de aumentar la presión del agua en la ducha es sustituir la alcachofa por un modelo de alta presión. Estas alcachofas, que simplemente se enroscan, aumentan la presión sin necesidad de bombas mecánicas u otros dispositivos.

 

P: ¿Por qué la presión del agua es baja sólo en un baño?

Si la presión del agua es baja sólo en una zona de la casa, podría ser un problema de volumen. Por ejemplo, si el cuarto de baño afectado se encuentra en el extremo más alejado del ramal de suministro, alguien que abra el agua en otra zona de la casa podría «dejar sin agua» a las tuberías. En estos casos, suele ser buena idea instalar bombas de refuerzo sensibles a la presión que puedan complementar el sistema.

 

P: ¿Por qué la presión del agua de la ducha es baja cuando se tira de la cadena?

Probablemente también se trate de un problema de volumen, y es probable que no sólo haya baja presión de agua en la ducha, sino también en toda la casa. Cuando un inodoro tira de la cadena, extrae agua fría de las tuberías de la casa para rellenar la cisterna. El calentador de agua que suministra el agua caliente a la ducha también toma agua fría y la calienta antes de enviarla a la casa. Tirar de la cadena puede provocar una caída temporal de la presión del agua fría, lo que significa que la presión que alimenta el calentador de agua (y a su vez, la ducha) también caería.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: David Sanchez Carrasco.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Anuubis Solutions que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Llamar Ahora
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad